Kofi Annan anima a la industria vitivinícola a implicarse en el cambio climático

Kofi Annan y Pancho Campo

El ex Secretario General de Naciones Unidas y premio Nobel de la Paz, Kofi Annan, parafraseó al mandatario Winston Churchill en su intervención en el III Congreso Mundial de Cambio Climático y Vino que se ha celebrado en Marbella durante dos días con la participación de expertos en la industria vinícola, estudiosos del cambio climático, empresarios del sector y representantes del canal Horeca. Annan ha hecho suya la afirmación “No podría sin Champagne; en la victoria lo merezco y en la derrota lo necesito” atribuida al famoso político británico pero a la que ha añadido una ligera modificación: “No podría vivir sin beber vino”, confiesa Annan.

Con este arranque y con un guiño hacia el público joven que se congregó en el Palacio de Congresos de la localidad marbellí a los que calificó como ‘líderes del mañana’ Annan inició una alocución centrada en la defensa del planeta cuya biodiversidad corre peligro debido a los efectos del cambio climático y su incidencia sobre la economía, la subsistencia humana y el medio ambiente.

Antes de entrar en materia Annan hizo un llamamiento a los escépticos y les recordó el viejo proverbio romano ‘In vino veritas’ que equivale a decir que ‘El vino contiene la verdad’, una aseveración que el público acogió con agrado y les predispuso a asimilar sin titubeos todo lo que el premio nobel de la paz tenía que decirles.

Así, Annan reconoce que el vino es un cultivo “especialmente sensible al cambio climático pero ofrece una plataforma altamente interesante para abrir un debate más amplio”. En esa línea reconoce el esfuerzo del sector vitivinícola que “no solo es consciente del problema sino que se preocupa, además, de los posibles efectos sobre los cultivos, la cadena de producción y los costes del mismos”

A medida que crece la población, asegura Annan, se agrava nuestra “huella global” debido al aumento de demanda sobre recursos naturales, alimentos y energía. “El efecto del cambio climático no solo afecta al medio ambiente sino que es una amenaza global e integral para nuestra seguridad, nuestra salud, el suministro de alimentos y la estabilidad social” afirma el mandatario que confiesa al mismo tiempo que “todavía no entendemos plenamente las consecuencias de nuestra huella ecológica, la que hemos creado ni tampoco sabemos cómo vamos a enfrentarnos a los problemas que se plantearán en el futuro”

En este punto el ex Secretario General de Naciones Unidas se detuvo a analizar cuáles son las amenazas que acarrea el cambio climático y de qué forma el calentamiento global hará mella en nuestra vida. Annan vaticina que el cambio supone una amenaza contra nuestra salud ya que “en un clima más cálido las enfermedades infecciosas se propagan a más velocidad y en más regiones”; también es una amenaza contra el suministro de alimento “ya que el aumento de las temperaturas y sequía prolongada incapacita a las zonas fértiles para pastoreo como cultivo” y es, por último, una amenaza para la paz y la seguridad ya que “el cambio de patrones en pluviometría puede incrementar la competición por recursos e iniciar tensiones potencialmente desestabilizadoras y migraciones, en especial, en regiones frágiles y zonas volátiles”.

Por último, Annan hizo un alegato a favor del ‘pacto global’ o ‘global compact’ para aunar esfuerzos y que “la globalización no solo acarree efectos negativos sino efectos positivos para todos” al tiempo que instó a los miembros de la industria vitivinícola a “invertir en innovación” y desarrollar nuevos cultivos que se adapten a los nuevos tiempos y la amenaza del cambio climático. “Cada uno de nosotros podemos hacer algo, pequeños esfuerzos obtienen grandes resultados, les urjo y les pido que tomen esta palabras en cuenta” concluyo en su discurso dentro del III Congreso Mundial de Cambio Climático y Vino.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novedades y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.