Aceite de Oliva

Entre los aceites alimenticios, el de oliva es único porque no se extrae de un grano o un fruto seco, sino de un fruto carnoso, y por incluir los sabores prominentes de dicho fruto. Los aceites de oliva más apreciados se venden sin refinar y poco después de la cosecha, lo más frescos posibles, y se utilizan más como un condimento delicioso y delicado por sí mismo que como un medio en el que cocinar otros ingredientes. Italia, Francia, España y otros países mediterráneos son los principales productores y consumidores.

Fuente: La Cocina y los Alimentos, Harold McGee.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en A Fondo y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.