Un Oscar para el jamón ibérico

Embutidos y Jamones Fermín, una empresa de salamanca dedicada a la venta y exportación de estos productos, ha ganado el ‘Sofi Gold Award’, un galardón estadounidense que premia anualmente a los alimentos y bebidas de mayor calidad a nivel internacional

Son los Oscar de la alimentación, los Sofi Gold Awards, unos galardones estadounidenses con el que se premia la calidad de bebidas y alimentos de todo el mundo y que se entregan anualmente por la Asociación Nacional de Comercio de Productos Gourmet del país norteamericano.

La ceremonia de entrega de los trofeos gastronómicos más importantes de Estados Unidos ha tenido lugar este año en la feria Summer Fancy Food de Washington, que se celebró en julio. La chef norteamericana Catherine Cat Cora ejerció como maestra de ceremonias.

En esta edición de los premios, se presentaron 2.326 productos para 33 categorías. En una de ellas, la de Carnes, patés y pescados, resultó vencedora la empresa familiar de productos ibéricos Embutidos y Jamones Fermín. El jurado tuvo en cuenta especialmente la apariencia, el sabor y la textura de su jamón, que en este caso describió como “una carne de aroma y rojo intensos, suave al paladar, con matices dulces que ganan en intensidad a medida que se deshace en la boca”.

La empresa, situada en La Alberca (Salamanca), ganó en votos a otros dos finalistas estadounidenses: Creminelli Fine Meats, una empresa de embutidos, y Nueske’s Applewood Smoked Meats, una compañía de carne ahumada.

“Recibir un premio siempre es una alegría, y más si proviene de un público tan exigente como el estadounidense”, afirma Santiago Martín, presidente de Fermín. “Hemos trabajado muy duro y, en 2011, estamos viendo recompensados nuestros esfuerzos”, asegura el empresario.

El pasado mes de mayo, los productos de la compañía salmantina fueron valorados también como los mejores por la Asociación Nacional de Restauradores estadounidense, que le otorgó su máximo galardón.

Internacionalización
Esta empresa familiar fue constituida en 1956 por Fermín Martín y Victoriana Gómez. Su actividad se centra en la venta y exportación de jamones, paletas, lomos, embutidos y carnes de cerdo ibérico. En 1989, la segunda generación constituyó la sociedad Embutidos y Jamones Fermín. Entonces, se trataba de una joven empresa en ese sector en Salamanca, donde había marcas ya muy asentadas.

En octubre de 1993, la compañía consiguió situarse entre las primeras firmas en conseguir permiso para exportar a otros países europeos. Con todo, Fermín se subió al carro dispuesto a probar suerte en aquel país, en una trayectoria que ha culminado con un galardón Sofi de oro.

El 17 de noviembre de 1999, el grupo consiguió ser una de las dos primeras empresas españolas en recibir la autorización para comercializar productos en Japón. En marzo de 2002, el Gobierno coreano decidió abrir sus fronteras a los productos españoles y hasta allí llegó también Fermín.

En 2005, llegaría el turno de Estados Unidos. La salmantina fue de las primeras en conseguir homologación para vender en ese mercado. En 2006, se sumaría la luz verde para exportar a Canadá, Singapur y Brasil.

De esta forma, la empresa familiar y de carácter artesanal ha conseguido hacer llegar sus productos desde su planta de elaboración de La Alberca a países de todo el mundo. La facturación de Fermín fue de 10 millones de euros en el último ejercicio. De esta cifra, un 35% corresponde a las exportaciones y de estos 3,5 millones de euros, el 85% procede de Estados Unidos.

Para Santiago Martín, la entrega de un Sofi de oro supone un impulso para este sector, que tiene “un futuro muy esperanzador y un mercado prometedor en el exterior. Es un premio para Embutidos Fermín, sí, pero es un premio para el jamón ibérico español, para el producto”, sentencia el empresario, que insiste en la necesidad de seguir trabajando en la promoción y comunicación de este alimento.

Fuente: Patricia Beorlegui para expansion.com
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novedades y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.