Lluvia de estrellas Michelin y algunos nubarrones sobre Barcelona

La Guía Michelin ha sido bastante dura en esta edición 2012, no sólo han llovido estrellas sino que el cielo se ha nublado esta noche en Barcelona.

Rodrigo de la Calle con su cocina verde se lleva una estrella Michelin

[Manu Balanzino] El pasado año se celebraba en San Sebastián, donde los restaurantes españoles ganaron 21 nuevas estrellas Michelin, con las que la alta cocina española se situó con 144 restaurantes reconocidos.

En esta edición ha habido bastantes controversias en cuanto a la entrega de premios, ya que algunos establecimientos ganan 16 estrellas y otros pierden 17 galardones Michelin.

Àbac, Diverxo y El Club Allard se posicionan con dos estrellas. Los ganadores de la primera estrella han sido los siguientes restaurante: Marqués de Riscal (Francis Paniego, La Rioja), Solana (Ignacio Solana, Ampuero), Rodrigo de la Calle ( Rodrigo de la Calle, Aranjuez),  El Choco (Kisko García, Córdoba), Casamar (Quim Casellas, Llafranc), Es fum (Thomas Kahl, Palmanova), Jardín (Macarena de Castro. Port d’Alcudia), Annua (Óscar Calleja, Sant Vicente de la Barquera), Nerua – Guggenheim Bilbao (Josean Martínez Alija, BIlbao), Casa Marcelo (Marcelo Tejedor, Santiago de Compostela), Silabario (Alberto González, Tui) y Lillas Pastia (Carmelo Bosque, Huesca).

El Celler de Can Roca mantiene sus tres estrellas Michelin

Además, los siguientes restaurantes han perdido la estrella Michelin: Koldo Miranda (Koldo Miranda, Avilés), Drolma (Fermí Puig, Barcelona), Lluçanès (Àngel Pasqual, Barcelona), A Rexidora (Javier González, Bentraces), Gadus (Thierry Enderlin, Cala d’Or), La Solana (Gonzalo Pañeda, Gijón), La Broche (Ángel Palacios, Madrid), Café de París (José Carlos García, Málaga), Tierra (Ismael Delgado, Torrico-Valdepalacios), Ramiro’s (Ramiro Ruiz, Valladolid) e Ikea (Jose Ramon Berriozabal, Vitoria).

Como era de esperar el establecimiento más reputado internacionalmente El Bulli, pierde las tres estrellas y La Alquería de La Hacienda de Benazuza, con el chef  Rafa Zafra pierde sus dos estrellas. Can Fabes con Xavier Pellicer a la cabeza se queda en dos estrellas.

En conclusión, sólo han quedado cinco restaurantes con tres estrellas, como son El Celler de Can Roca (los Hermanos Roca, Girona), Arzak (Juan Mari y Elena Arzak, San Sebastián), Martín Berasategui (Martin Berasategui, Lasarte, Guipúzcoa), Sant Pau (Carme Ruscalleda, San Pol de Mar, Barcelona) y Akelarre (Pedro Subijana, San Sebastián).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Novedades. Guarda el enlace permanente.